FORMACIÓN DUAL SUIZA Y JÓVENES CONSTRUYENDO EL FUTURO: ESTRATEGIAS PARA COMBATIR EL DESEMPLEO EN MÉXICO

En Suiza, la formación profesional combina el aprendizaje teórico y práctico a través de un sistema especializado de Formación Dual (Vocational Education and Training). El sistema dual consiste en una formación práctica que permite a los jóvenes desempeñarse como “aprendices” en una empresa por tres o cuatro días a la semana. Esta parte se complementa con uno o dos días de preparación teórica en el aula, enfocada en el área de especialización que el estudiante elija[1].

Suiza cuenta con experiencia de varias décadas en la aplicación de este modelo dentro de su sistema educativo. Hoy en día, existen cerca de 250 distintas opciones de carreras técnicas para ser aplicadas de acuerdo con el modelo de Formación Dual[2]. En este país, los títulos profesionales se obtienen al terminar la educación media superior, mientras que en otros países se obtienen hasta terminar el tercer nivel de educación (superior/universitaria). Así, los jóvenes cuentan con una opción más rápida para desarrollarse profesionalmente y formar parte del mercado laboral justo después de terminar su preparación técnica; los resultados de la aplicación de este modelo en Suiza se han traducido en bajas tasas de desempleo, reportando en 2018 una tasa de apenas 2.4%[3].

En México el empleo informal, así como el desempleo juvenil son dos índices que se han visto en aumento en los últimos años. La tasa de desocupación de jóvenes entre 20 y 24 años se encuentra en un 6.7%[4], estadísticas alarmantes que dejan ver la gran vulnerabilidad económica de un sector de la población mexicana que no ha tenido la oportunidad de prepararse profesionalmente o que simplemente no tiene acceso al campo laboral. Para combatir esto, tanto el gobierno mexicano como la iniciativa privada se han centrado en desarrollar alternativas que puedan crear un impacto en la calidad de vida de los jóvenes.

La primera fue desarrollada gracias al fortalecimiento de los vínculos entre México y Suiza, a través de la creación de la Alianza Suiza por la Educación Dual en 2016, constituida inicialmente por nueve empresas suizas (ABB, Clariant, Givaudan, Hilti, Nestlé, Schindler, Sika, Sonova y Swiss Re), a las que se sumaron en 2017 Bühler, Ronal, Sulzer y Zurich. Posteriormente, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Departamento Federal del Interior de Suiza, firmaron un convenio para desarrollar el Modelo Mexicano de Formación Dual (MMFD) en el que los alumnos mexicanos aprenderán con metodología suiza un área de especialización para después aplicar estos conocimientos en las empresas de origen suizo pertenecientes a la Alianza. El MMDF fue desarrollado en conjunto con la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), la Cámara México-Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA) y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP). La SwissCham México participó activamente en este proceso, teniendo hoy en día como uno de sus objetivos el promover e impulsar la formación dual en sus empresas afiliadas.

Por otra parte, existe un programa más reciente que fue presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador al inicio de su sexenio: Jóvenes Construyendo el Futuro, el cual persigue  objetivos similares al Modelo Mexicano de Formación Dual, ya que es un “programa de capacitación para transferir habilidades laborales y competencias a los aprendices”[5] pero que a diferencia del MMFD, no está coordinado por la Secretaría de Educación Pública, sino por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).  Este Programa se puso en marcha a principios del 2019 y pretende vincular a 2.3 millones de jóvenes entre los 18 y 29 años que no estudian ni trabajan con centros de trabajo para que reciban capacitación y tutoría, con lo cual recibirán una beca mensual de 3,600 pesos por un periodo máximo de un año y seguridad social por parte del IMSS. Para cubrir las becas de los 2.3 millones de aprendices, se necesitarán cerca de 100 mil mdp[6], e incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha mencionado que de ser necesario se podría ampliar la cobertura del programa, aumentando así los costos que este podría traer al gobierno federal.

Cerca de tres meses después de la implementación del Programa, se tienen registradas alrededor de 29 mil empresas[7], instituciones públicas y organizaciones sociales que incorporarán a los aprendices a su ambiente laboral, sin embargo, no se sabe con exactitud cuales de ellas ya estén implementando el programa. Entre las empresas suizas en México registradas en Jóvenes Construyendo el Futuro se encuentran: ABB, Ferring, Nestlé, Novartis, UBS, entre otras. Gracias a que el MMFD se encuentra en marcha desde el año 2016, las empresas suizas que también decidieron participar en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, se han podido integrar con mucha más facilidad debido a que ya se encuentran familiarizados con la figura del tutor y un plan previamente estructurado.

Si bien Jóvenes Construyendo el Futuro pretende atacar el problema del desempleo juvenil, es importante mencionar que los jóvenes que pertenezcan a este programa no reciben necesariamente una educación formal por parte de alguna institución educativa durante el período que se encuentre en el programa, sino únicamente la instrucción por parte del tutor. Esto significa que se trata de un programa de capacitación con enfoque en inclusión social y no una formación dual, debido a que el componente académico no se considera en el programa. En el caso del MMFD, la parte académica es cubiertas por planteles de instituciones educativas como CONALEP, CECYTEM y CECYTEV, los cuales se encuentran en línea con las necesidades de las empresas de la Alianza Suiza por la Educación Dual, creando carreras técnicas que den a los jóvenes los elementos teóricos específicos que les abra las puertas a una posible contratación al término de su formación técnica.

Es importante sin duda, destacar la acción de ambas partes, y considerar el gran avance que representan ambos programas, que, si bien necesitan seguir mejorando, se está buscando atender a una parte de la población que se encontró inactiva durante mucho tiempo. Por otro lado, es posible también ver ambos programas como un complemento, ya que son operadas por distintas Secretarías y atacan a partes distintas de la población joven, de acuerdo a las necesidades e intereses que se tengan; está claro que ambas iniciativas son un ejemplo de coordinación entre el gobierno, empresarios y sociedad, que buscan solucionar un problema utilizando a la población joven como motor para el desarrollo, lo cual es esencial para alcanzar los niveles de crecimiento económico deseados para los próximos años.

[1] Swiss Education (2019): Vocational Education and Training, en:

https://swisseducation.educa.ch/en/vocational-education-and-training-0

[2] Íbidem, Swiss Education.

[3] Swiss Info (2018): Índice record de desempleo en Suiza, en:

https://www.swissinfo.ch/spa/seco_%C3%ADndice-r%C3%A9cord-de-desempleo-en-suiza/44173694

[4] El Economista (2018): 6 de cada 100 jóvenes en México están desempleados, en: https://www.eleconomista.com.mx/empresas/6-de-cada-100-jovenes-de-Mexico-estan-desempleados–20180812-0003.html

[5] Secretaría del Trabajo y Previsión Social (2019). Preguntas frecuentes, Jóvenes Construyendo el Futuro, en: https://www.gob.mx/stps/articulos/preguntas-frecuentes-jovenes-construyendo-el-futuro

[6] El Universal (2018). Arranca programa para dar trabajo a ninis, en: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/arranca-programa-para-dar-trabajo-ninis

[7] El Universal (2019). Se analiza becar a más jóvenes: STPS, en:

https://www.eluniversal.com.mx/nacion/se-analiza-becar-mas-jovenes-stps

Sobre el autor

Angélica Rubio Rocha es Licenciada en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Actualmente se desempeña como Academic Intern del Swiss Business Hub / Cámara Suizo-Mexicana de Comercio e Industria.